© 2018 BY WILLY PRIETO.

Chile, Bolivia y Peru

Un viaje organizado durante 5 meses con un condimento especial, fue el primero que hicimos con mi hijo, para mi era muy importante, si no le gustaba iba a ser un viaje complicado, quedaban 20 días por delante. Me acuerdo que el primer día, en la primer excursion, hacia un frío impresionante, hubiera preferido que haya calorcito, con una brisa que ayude a no transpirar yo quería que le gustara. Llegamos al hostel muertos, casi dormidos, y cuando entramos me dijo, “estuvo bueno hoy eh, mañana nos pasan a buscar a las 4 de la mañana para ir a los Geiser del Tatio, me voy a dormir” y me relaje! 
Las paisajes y la gente que conocimos nos ayudaron a que todo vaya bien, pero mas allá del contexto, de las condiciones climáticas, de todo, el viaje lo hacemos bueno o malo nosotros con la predisposición que tengamos. Y al parecer en este viaje, los dos teníamos ganas de que todo salga bien.